Romeo y Julieta

Escrita en el año 1595.

Las fuentes utilizadas por Shakespeare para su composición: poema de Arthur Brooke "The Tragicall Historye of Romeus and Juliet" (1562) / "Romeo e Giulietta" de Mateo Bandello (1554) / "Giulietta e Romeo" de Luigi Da Porto (1530).   

Es considerada como una de las obras más populares del autor. Sólo Hamlet la supera hasta el día de hoy en número de representaciones.

La obra presenta dos variaciones en su construcción: verso y prosa. La presencia de la segunda es reducida y se encuentra mayormente empleada en el principio del relato. El resto del texto aparece escrito en un doble verso: rimado y no rimado (verso blanco). En la totalidad, se observa un pasaje del verso rimado al verso blanco, y el cambio se relaciona con la profundización en el carácter de los personajes principales (transparente y apasionado en el caso de los enamorados / realista o didáctico en el caso de los demás). En la rima de los versos, los personajes adultos construyen un sistema poco ágil y cerrado, a diferencia de los jóvenes, que con un mayor dinamismo enlazan sus palabras con las de su interlocutor para completar la rima.

Julieta, en cada encuentro con su Romeo, presentará un lenguaje orientado a cierta sencillez, contenido y llano. Este tono directo lo conservará con personas en quien confía, aplicándolo también con la nodriza (hasta que le aconseja casarse con Paris), o con el Fraile. 

Romeo, a diferencia de Julieta, muestra a lo largo de la obra un cambio progresivo en su lenguaje. Desde versos petrarquistas en un inicio hasta las sencillas y directas palabras en el final como preludio de su muerte. Esta simplificación en sus recursos linguísticos parece ir acompañada por un proceso de madurez, incremento en su actividad y fuerza en sus decisiones.  

ROMEO: La noche con su manto me oculta a las miradas; que me encuentren aquí si no llegas a amarme. Antes morir a manos de su odio que prorrogar la muerte sin tu amor.

JULIETA: ¿Quién te ha guiado a este lugar?

Mercucio se debate entre un carácter poético y una construcción funcional. En contraste con Romeo sirve para parodiar su estilo petrarquista del principio. Al mismo tiempo es portador de una gran sensibilidad poética (Muere por el honor de su amigo). Muere además en un momento de la obra donde los personajes parecen haber avanzado en su maduración desde el lenguaje, con lo cual, al parecer, deja ya de ser un personaje necesario. También, su muerte, según otra mirada crítica, se justifica por su crecimiento (al parecer Shakespeare lo mata para que no gane protagonismo por sobre el rol de Romeo).

Paris está entre los personajes jóvenes de la obra y es el que mejor parece adaptarse al mundo de los adultos, tanto desde el lenguaje como desde las acciones.

El Fraile se destaca por su carácter didáctico y moralizador. Consejos de prudencia y moderación. Sobre el final, su responsabilidad moral parece encaminarse hacia un marcado deterioro, sobretodo en la propia acción de abandonar a Julieta con el cadáver de Romeo, por miedo a ser descubierto. Tras su confesión final, será el príncipe quien le otorgue un orden de perdón y carácter positivo en mayor correspondencia con su inicio de obra.

La Nodriza es, en la soledad y distancia de Julieta con sus padres, la confidente. Durante el desarrollo de la acción, Julieta chocará contra la filosofía realista y menos sofisticada de su Nodriza, que en este sentido coincidirá con el punto de vista de los personajes más convencionales. Lingüísticamente es un personaje individualizado con frases breves, repeticiones, coloquialismos y sintaxis incorrecta. Es un rol cómico.

En cuanto a las familias, el desarrollo de los Montesco es menor y parecieran tener un trato más respetuoso entre ellos y para con su hijo por quien muestran preocupación cuando es exiliado de Verona. De los Capuleto se revelan más rasgos, pero desde el inicio, su relación parece ser menos armoniosa. 

Se observan dos ejes que evolucionan de manera paralela en la trama: 

. Disensiones familiares que se manifiestan en el primer acto y alcanzan su clímax al morir Teobaldo y Mercucio. Resultado de esto es el exilio de Romeo. La tragedia de sus hijos llevará a las familias a lamentar su enemistad y plantear una reconciliación.

. Relaciones personales de Romeo y Julieta que evolucionan de forma progresiva en cada uno de los cinco actos que componen la tragedia: I se conocen, II, contraen matrimonio, III en paralelo con los hechos del otro argumento, todo adquiere un tono más trágico, IV Julieta muere de forma aparente, V los dos pierden la vida.

Ambos ejes, se presentan cuidados en su progresión individual así como en su interrelación.

Bibliografía: G. Bullough, “Narrative and Dramatic Sources of Shakespeare” (1966) / Introducción El Rey Lear, Cátedra – Instituto Shakespeare – Manuel A. Conejero.

Escritura teatral

Capital Federal - Buenos Aires Argentina info@escriturateatral.com